7º al 9º mes

¿Qué se puede esperar durante estos meses?

Ahora tu bebé tiene más conciencia del mundo que lo rodea, situación que convierte todo en una aventura, desde tirar de las cortinas hasta encontrar su camino en rincones, debes tener cuidado en esta etapa ya que seguramente dedicarás gran parte de tu tiempo tratando de mantenerlo seguro.

A través de sonidos o gestos tratará de hacer valer sus preferencias, esto es parte normal del desarrollo a los 7 meses de edad cuando se trata de un juguete o de algún alimento.

Te recomendamos poner especial atención en sus comidas, una dieta correcta de ablactación es clave para proporcionarle todas las vitaminas y minerales que necesita.*

En esta etapa, puede responder a tu voz e incluso hacer el intento de decir tu nombre, aunque puede decir "dadá" en lugar de "mamá".

Comenzaras a ver signos de crecimiento de sus primeros dientes, normalmente suelen aparecer entre los siete y nueve meses de edad, si observas babeo y humor irritable pueden ser indicios de que sus dientes están en camino.1

Afinando sus habilidades motoras

¡Está ansioso de moverse por cualquier medio que encuentre! Algunos bebés gatean, se arrastran, se deslizan o ruedan, mientras que otros combinan los cuatro procesos, de cualquier manera, al poner un juguete fuera de su alcance, lo animarás a avanzar hacia él, mejorando su movilidad, incluso puede ser lo suficientemente fuerte como para sostenerse por sí solo sobre sus piernas con un poco de apoyo, lo que es muy útil para que aprenda a caminar. Puedes colocar un juguete fuera de su alcance, esto lo animará a avanzar, ayudándolo a mejorar su movilidad. La capacidad de sostener y beber de una taza, y posiblemente de comer con una cuchara, lo hace más independiente.1

Alimentar su desarrollo

La ablactación1

Si estás amamantando, el séptimo mes marcará el comienzo de una nueva etapa; la ablactación, ya que tu bebé empezará a obtener nutrimentos de fuentes diferentes de la leche materna, sin embargo, esta seguirá siendo parte muy importante de su dieta, porque los alimentos sólidos se deben introducir lentamente, en el transcurso de las próximas semanas y meses.

La ablactación en esta etapa, coincide con el agotamiento natural de los depósitos de hierro con los que nació, por lo tanto, es importante reponerlos con una dieta rica en hierro junto con sus tomas de leche habitual.*

Formas de estimular su desarrollo

A medida que adquiere mejor control sobre sus músculos de las piernas, verás cómo intentará saltar arriba y abajo cuando lo estés cargando sobre tus piernas o cuando este en una sillita columpio, esto le proporcionará una diversión inagotable.

En esta etapa, un espacio en casa, acolchado con mantas o cojines, será un lugar perfecto donde podrá fortalecer sus músculos, recuerda mantenerte siempre cerca para garantizar que esté seguro mientras explora su entorno desarrollando nuevas habilidades.

Ayúdalo a formar palabras

Aunque todavía no esté hablando, ya empieza a reconocer su propio nombre y a voltear cuando lo escucha, sus balbuceos aleatorios comenzarán a sonar como palabras conforme vaya repitiendo los sonidos que ya domina, al hablar, leer y cantar con él, le ayudarás a reconocer los sonidos y a copiarlos. Cantarle canciones es una gran manera de estimular sus patrones de voz, también refuerza el vínculo afectivo y contribuye a su estimulación y por lo tanto al desarrollo de su cerebro.1

Familiarizarse con texturas más masticables

A medida que comiences a incluir en su alimentación nuevos sabores y texturas más gruesas, te resultará más fácil incorporar alimentos sólidos en su dieta, las texturas que requieren mayor fuerza al masticar ayudan a promover el desarrollo del habla.

El alimentarlo con ayuda de una cuchara, ayudará a que aprenda a comer, si agarra los alimentos de la mesa con la mano, es una señal de que quiere intentar alimentarse por sí solo y aunque puede ser incómodo, ya que tirará al suelo una gran cantidad de comida y se ensuciará toda la cara, manos y ropa, ¡déjalo tocar y sentir la textura de la comida!, estimulará sus sentidos y promoverá su desarrollo e incluso, verás que lo disfrutará.

En estos meses te recomendamos que incluyas en su dieta, los siguientes alimentos primero en forma de purés y papillas con pequeños trozos y finalmente en finos picados.*

  • Alimentos ricos en carbohidratos como: pan, cereales, pastas, arroz, papas, entre otros. Una variedad en cada comida.
  • Frutas y verduras como: : manzanas, peras, plátano, papaya, verduras de hoja verde, entre otras. Una variedad en cada comida.
  • Leche materna o fórmula infantil:* entre los 6 y 12 meses se debe consumir alrededor de 500-600 mililitros al día.
  • Carne, pollo y huevo: Una variedad en cada comida.

Recuerda que los riñones en desarrollo del bebé no pueden manejar una ingesta elevada de sal, el máximo recomendado para bebés es 1 gramo por día, evita agregar mucha sal a la comida que le preparas.

Referencias

1. Parenting. Month-by-month guide to baby's milestones [En línea]. Available at: www.parenting.com/article/month-by-month-guide-to-babys-milestones [Accessed April 2014]
*Consulta a tu profesional de la salud, quien es el único indicado para darte la mejor recomendación de alimentación para tu bebé.

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.