10° al 12° mes

¿Qué se puede esperar en estos meses?

Tu brillante bebé de 10 meses de edad ha estado trabajando en la coordinación de sus habilidades y ahora debe ser capaz de beber de un vaso entrenador, juguetear con sus alimentos y posiblemente, alimentarse con una cuchara.1

Pronto estará pronunciando sus primeras palabras y dando sus primeros pasos, mientras todo esto pasa obtendrá más independencia, la cual seguirá aumentando conforme vaya adquiriendo más fuerza en su cuerpo, recuerda elogiarlo para alentar sus esfuerzos y construir su autoconfianza.

Recuerda que una dieta correcta le dará los nutrimentos necesarios que requiere para su desarrollo.*

Comenzando a hablar y a caminar

Con tu ayuda y apoyo, alrededor de los 10 meses estará diciendo sus primeras palabras y dando sus primeros pasos, ya sea que le diga "guagua" al perro, "eshe" a la leche, o que diga "mamá" y "papá", ¡Escuchar sus primeras palabras siempre es increíble!

Entre los 10 y 12 meses, también puede comenzar a conectar las palabras con las cuales está familiarizado, como las de algunos objetos, si ya puede levantarse y ponerse de pie por sí solo, pronto dará sus primeros pasos, usándote a ti o a algún mueble para apoyarse, cada bebé hace esto a su propio ritmo, no lo apresures.1

Sus habilidades de coordinación en desarrollo

Conforme su coordinación “mano-ojo” mejora, conseguirá un mayor control sobre sus manos y dedos, cada vez estará más fascinado por las acciones de "causa y efecto" como , el girar las ruedas de un coche de juguete y darse cuenta que esto le permite al coche moverse.

Aunque puede ser capaz de sostener una cuchara y alimentarse por sí mismo, sus intentos serán inciertos durante algunos meses más, es aconsejable tener un paño a la mano, así como un buen suministro de baberos y quizás, disponer un mantel de plástico en su sillita para que te sea más fácil recoger los derrames.1

Alimentar el desarrollo

A los 10 meses, su movilidad y su curiosidad mental requieren energía extra, debido a que su estómago todavía es pequeño, por lo que es mejor darle de comer varias veces al día en pequeñas cantidades.

Alimentándolo con una dieta correcta,* podrá obtener la energía y los nutrimentos que necesita, lo ayudarás a crear hábitos saludables de alimentación para toda la vida.2

Alentando a sus pasitos vacilantes

Ayuda a construir la confianza que necesita para dar sus primeros pasos sin ayuda, sentándote un poco lejos, una vez que está de pie y estable, abre tus brazos y aliéntalo a dar pequeños pasos para ir hacia ti, asegúrate de elogiar cada esfuerzo, especialmente si llega a tus brazos sin caer.

La vitamina D para el desarrollo de los huesos

La vitamina D, juega un papel importante en el desarrollo de los huesos y dientes sanos, también es necesaria para que el organismo absorba el calcio de los alimentos,1 la deficiencia de esta vitamina en los menores está asociada con el “raquitismo”, enfermedad que afecta la mineralización de los huesos y cartílagos.2

Te recomendamos dar a tu bebé alimentos ricos en esta vitamina, así como dejar que camine y juegue al aire libre por lo menos 10–15 minutos diarios para que tome el sol y pueda fijar la vitamina en su cuerpo.

Te recomendamos incluir alimentos ricos en vitamina D en su dieta:

  • Pescado rico en ácidos grasos (salmón, sardina y atún).
  • Huevo.
  • Cereales enriquecidos con Vitamina D.
  • Leche materna o fórmula infantil* entre los 6 y 12 meses se debe consumir alrededor de 500-600 mililitros al día.

Referencias

1. Scientific Advisory Committee on Nutrition. Update on Vitamin D. London: TSO, 2007.
2. Misra M et al. Pediatrics 2008;122:398-417.
*Consulta a tu profesional de la salud, quien es el único indicado para darte la mejor recomendación de alimentación para tu bebé

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.