Platícale a tu bebé,

él o ella reconoce tu voz

¡Ejercítate!

La leche materna es el mejor alimento

Mi bebé y yo

Sabemos que el cuidado de tu bebé es tu prioridad. Conoce más acerca de cómo brindarle una mejor alimentación, cuidar su salud y fomentarle un correcto desarrollo.

¿En qué etapa te encuentras?

Concepción

Planear un bebé requiere tiempo y consideración. Las decisiones nutricionales que tomes a partir de ahora, pueden influir en la salud futura de tu bebé, por lo que es importante que evalúes tu dieta y estilo de vida. Una alimentación saludable puede ayudar a aumentar la fertilidad tanto para ti como para tu pareja.

Consejos

• Durante este tiempo, te acostumbrarás a la idea de que serás mamá; ya sea por primera vez, o nuevamente, y descubrirás los cambios que está teniendo tu cuerpo. Desde el momento de la fecundación, tu bebé crecerá increíblemente rápido y es probable que a las 12 semanas de gestación se empiece a notar tu embarazo.

• A pesar de que aún no llevas mucho tiempo embarazada, cambiar y mejorar tu estilo de vida (hábitos alimenticios y actividad física) le dará la oportunidad a tu bebé de tener un desarrollo saludable.

• Recuerda que en el primer trimestre habrá un aumento de hormonas y esto puede provocar que te sientas más cansada de lo común y con nauseas; recuerda que es completamente normal. Puedes aprovechar esta oportunidad para descansar un poquito más, no te preocupes el cansancio y las náuseas pasarán en el segundo trimestre.

• Si no te sientes con ganas de comer mucho, intenta elegir alimentos ricos en folatos, es decir, alimentos de color verde como: aguacate, espinacas, brócoli, espárragos, col, apio, etc., y no te llenes con alimentos y bebidas con poco valor nutricional (galletas dulces, bebidas azucaradas). Los alimentos ricos en folatos reducen el riesgo de los defectos de cierre del tubo neural en el embarazo temprano.

*Consulta a tu médico si alguno de tus síntomas es muy intenso.

Inicio

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.