Platícale a tu bebé,

él o ella reconoce tu voz

¡Ejercítate!

La leche materna es el mejor alimento

Mi bebé y yo

Sabemos que el cuidado de tu bebé es tu prioridad. Conoce más acerca de cómo brindarle una mejor alimentación, cuidar su salud y fomentarle un correcto desarrollo.

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo

En esta sección encontrarás consejos que te ayudarán a llevar un embarazo feliz y saludable. Además, intentaremos enseñarte cómo prepararte para la llegada de tu bebé.

TIP:

Utiliza nuestra calculadora de embarazo para que sepas una fecha estimada de cuándo nacerá tu pequeño.

Durante el embarazo es muy importante que te mantengas lo más saludable posible. Esto, además de beneficiarte a ti, influirá enormemente en la salud de tu bebé, no solo durante el embarazo sino también durante el crecimiento y desarrollo hasta que cumpla 2 años de vida.

TIP:

Los primeros 1000 días. “Todo lo que haces y comes en los primeros 1000 días, hace la diferencia para toda tu vida”.
Los primeros mil días se refieren al periodo que consta desde la concepción hasta los 2 años de vida del niño. La nutrición en los primeros 1000 días, no solo impacta la salud a corto plazo del bebé sino que también tiene un profundo impacto en su salud a largo plazo.

En esta sección aprenderás acerca de las diferentes etapas del embarazo y descubrirás cómo cambiará tu cuerpo durante este proceso. Para ayudarte a lidiar con los cambios, te daremos algunos remedios contra las náuseas y el vómito, consejos para un adecuado aumento de peso y tips para ejercitarte sanamente.

Te daremos información acerca de la dieta que deberás llevar durante el embarazo, así como qué alimentos es preferible evitar y las vitaminas que te recomendamos suplementar. También, podrás encontrar información acerca del control prenatal, por ejemplo: a cuantas visitas médicas es recomendable acudir, los ultrasonidos, laboratorios y otros exámenes o pruebas médicas que puedas necesitar, así como algunos datos de alarma para acudir al médico inmediatamente.

Finalmente, para que te prepares completamente para recibir a tu bebé, encontrarás una lista de cosas esenciales que es recomendable incluir en tu maleta para el hospital el día de su nacimiento.

CONSTRUYENDO LAS BASES PARA SU FUTURO, ETAPA POR ETAPA

Es común que el embarazo se clasifique en trimestres, pues así es más fácil entender lo que sucede contigo y con tu bebé en cada etapa para comprender tanto su desarrollo como los cambios que tu cuerpo experimentará.

Primer Trimestre 1-12 Semanas

¡Felicidades! Estás Embarazada

• Durante este tiempo, te acostumbrarás a la idea de que serás mamá; ya sea por primera vez, o nuevamente, y descubrirás los cambios que está teniendo tu cuerpo. Desde el momento de la fecundación, tu bebé crecerá increíblemente rápido y es probable que a las 12 semanas de gestación se empiece a notar tu embarazo.

• A pesar de que aún no llevas mucho tiempo embarazada, cambiar y mejorar tu estilo de vida (hábitos alimenticios y actividad física) le dará la oportunidad a tu bebé de tener un desarrollo saludable.

• Recuerda que en el primer trimestre habrá un aumento de hormonas y esto puede provocar que te sientas más cansada de lo común y con náuseas; recuerda que es completamente normal. Puedes aprovechar esta oportunidad para descansar un poquito más, no te preocupes el cansancio y las náuseas pasarán en el segundo trimestre.

• Si no te sientes con ganas de comer mucho, intenta elegir alimentos ricos en folatos, es decir, alimentos de color verde como: aguacate, espinacas, brócoli, espárragos, col, apio, etc., y no te llenes con alimentos y bebidas con poco valor nutricional (galletas dulces, bebidas azucaradas). Los alimentos ricos en folatos reducen el riesgo de los defectos de cierre del tubo neural en el embarazo temprano.

*Consulta a tu médico si alguno de tus síntomas es muy intenso.

Segundo trimestre 13-25 Semanas

Alimentando su crecimiento y desarrollo.

A partir del segundo trimestre del embarazo, ya puedes compartir la noticia de que estás embarazada con tus familiares y amigos, sin temor alguno. Esto debido a que tu bebé ya está implantado en tu útero y la mayoría de sus órganos están formados,1 por lo que la probabilidad de que sufras un aborto espontáneo o lo que conocemos coloquialmente como “perder al bebé” es menos probable en el segundo y tercer trimestre.2

A medida que las náuseas matutinas disminuyen, tu abdomen comenzará a crecer, a la par de tu bebé. Durante las próximas 12 semanas, tu bebé crecerá de 8 cm a unos 34 cm de longitud aproximadamente, y aprenderá a realizar movimientos como patear, tragar líquido amniótico y hacer gestos.1 Recuerda que es muy importante incluir alimentos ricos en hierro y Omega 3 en tu dieta para ayudar al desarrollo cerebral, cognitivo y visual de tu bebé.9

Tercer trimestre 26-40 Semanas

Inicia la cuenta regresiva

Mientras ambos se preparan para el parto, tu bebé pasará las últimas 14 semanas del embarazo ganando peso y fuerza. A diferencia tuya, pasará el 80% de su tiempo durmiendo. La nutrición sigue siendo importante para ambos. Pero mientras tu bebé está ocupado aumentando su peso, es importante recordar que tu solo necesitas 200 calorías adicionales por día.

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.