Platícale a tu bebé,

él o ella reconoce tu voz

¡Ejercítate!

La leche materna es el mejor alimento

Mi bebé y yo

Sabemos que el cuidado de tu bebé es tu prioridad. Conoce más acerca de cómo brindarle una mejor alimentación, cuidar su salud y fomentarle un correcto desarrollo.

¿En qué etapa te encuentras?

Niñez

Al crecer en estatura y en habilidades, tu niño necesita la combinación correcta entre nutrición, amor y atención, actividad física, estimulación mental y sueño para apoyar su desarrollo continuo.

DESARROLLO 12-36 Meses

El desarrollo de tu pequeño: cambios fascinantes de los 12 a los 36 meses

Entre su primer y segundo cumpleaños tu pequeño experimentará enormes y fascinantes cambios en su desarrollo. Su coordinación física mejorará considerablemente, así como su caminar y hablar. También será cada vez más consciente de sí mismo y desarrollará las habilidades necesarias para interactuar de nuevas maneras con los demás.

A medida que avanza en su segundo cumpleaños, la personalidad de tu hijo se definirá más y sus emociones tendrán un mayor impacto en su comportamiento, incluso si no puede expresarlas bien. Ganará mayor confianza en sus propias habilidades físicas, lo que lo alentará a experimentar actividades como cepillarse los dientes y saltar sobre los muebles, además esto lo ayudará a aprender a usar el orinal.

Esta etapa de crecimiento rápido e intenso en el desarrollo de tu pequeño requiere el apoyo de nutrientes adicionales. Increíblemente, los niños pequeños necesitan 3 veces más energía para su tamaño que un adulto, así como una variedad de vitaminas y minerales.

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.