Pruebas de embarazo caseras

Si bien los dolores de cabeza, las náuseas y la ausencia de la menstruación pueden ser signos de un embarazo. Opta por realizar una prueba de embarazo en el hogar que tiene un 99% de confiabilidad,1 además te recomendamos acudir con tu profesional de la salud para que te realice los análisis pertinentes.

¿Estoy embarazada?

Alrededor de seis días después de la fecundación, las células que se convertirán en la placenta comenzarán a producir una hormona llamada Gonadotropina coriónica humana (hCG),1 después de dos semanas, probablemente cerca del momento en que te toca menstruar, los niveles de hCG deben ser lo suficientemente altos para que sean detectados en la orina con una prueba de embarazo.1

¿Cuándo y cómo realizar una prueba?

Cada prueba casera de embarazo trae las instrucciones de uso, pero en general, se sugiere realizarla a primera hora por la mañana, especialmente si se realiza durante las primeras semanas donde tengas la sospecha de un posible embarazo. Si es posible, trata de no beber muchos líquidos antes de realizar la prueba ya que los líquidos pueden diluir tú orina e impedir que el resultado sea preciso.1

Las pruebas están diseñadas para detectar niveles elevados de la hormona hCG en la orina, por lo que deberás sumergir el extremo absorbente de la de prueba en un recipiente estéril con tu orina o colocarla directamente en tu flujo de orina. De cualquier manera, tendrás que esperar unos minutos para obtener el resultado.1

Interpretando el resultado

La mayoría de las pruebas de embarazo caseras pueden indicar si estás o no embarazada desde el primer día de tu período faltante, pero las diferentes marcas muestran los resultados positivos y negativos de diferentes maneras, así que siempre lee con atención las instrucciones. Algunos mostrarán una línea rosa o azul para un resultado positivo, o un símbolo de más (+).1

Resultado falso - negativo

Hay varias razones por las cuales puedes obtener un resultado negativo. En primer lugar, es posible que no estés embarazada, sin embargo, también es posible aun no estés generando niveles suficientemente altos de la hormona hCG para que la prueba los detecte, esto puede suceder si realizaste la prueba demasiado pronto, así que, si sospechas que estás embarazada, te recomendamos esperar al menos tres días antes de volver a realizar la prueba.1

Resultado falso - positivo

Aunque es raro, es posible obtener un resultado positivo cuando no estás embarazada. Esto puede suceder si has estado tomando medicamentos para la fertilidad que contienen la hormona hCG, o si la prueba de embarazo casera se ha pasado de su fecha de caducidad.1

¿Qué hacer después de un resultado positivo?

Hoy en día, las pruebas caseras de embarazo son tan precisas que generalmente no es necesario hacerte una prueba de sangre que detecte en esta la presencia de la hormona hCG. Sin embargo, si estás embarazada, deberás informar a tu profesional de la salud inmediatamente, para que te realice un ultrasonido, te dé un diagnóstico certero y comience a planificar tu atención prenatal.1

Referencias

1. NHS UK. 2013 Disponible en: http://www.nhs.uk/chq/pages/948.aspx?CategoryID=54&SubCategoryID=127 [última revisión junio 2015].

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.