SEMANA 10

Alimentando su mente

El desarrollo de tu bebé a las 10 semanas

A las 10 semanas de gestación, el cerebro de tu bebé se desarrolla rápidamente. El hierro contribuye a su desarrollo cognitivo y ayuda a aumentar tus niveles de energía. Descubre cómo incluirlo a tu dieta y qué otros nutrientes pueden ayudar a que tu cuerpo lo absorba de mejor manera.

TIEMPO DEL DESARROLLO CEREBRAL

Para esta semana tu bebé mide aproximadamente entre 3 y 4 cm,1,2 y a pesar de que ya tiene semblante de bebé, su cabeza aún es proporcionalmente más grande que su cuerpo; esto es señal de que su cerebro se ha desarrollado enormemente en esta temprana etapa.3
También, en esta semana se están formando los canales auditivos de tu bebé, es decir, que su oído interno y sus orejitas, empiezan a tomar forma.4 Al mismo tiempo, sus huesos, cartílagos y músculos empiezan a crecer y fortalecerse.2

EL HIERRO

Se considera un micronutrimento esencial, sobre todo durante el embarazo. Los eritrocitos (células de la sangre que transportan oxígeno) lo utilizan para transportar el oxígeno, tanto a los tejidos de tu cuerpo como al de tu bebé.5 Además, el cerebro de tu bebé utilizará este nutrimento para apoyar su desarrollo cognitivo.
Un adecuado aporte de hierro, contribuye a la formación de los glóbulos rojos y la hemoglobina (componentes que forman la sangre y le dan el color rojo). Tener una adecuada formación de glóbulos rojos reduce el riesgo de desarrollar anemia, una enfermedad que se caracteriza por una baja producción de hemoglobina, causada generalmente por deficiencia de hierro, y se presenta con síntomas como sensación de falta de aire, cansancio excesivo y palidez de la piel y las mucosas. Si en cualquier momento inicias con la sintomatología descrita previamente, no dudes en consultar a tu médico inmediatamente, pues es probable que requieras un suplemento adicional de hierro.
Para una adecuada absorción a nivel intestinal, se requiere de la ayuda de la Vitamina C; por esta razón es fundamental que consumas frutas y verduras que contengan este nutriente

Tips de alimentación

Hierro

Existen muchos alimentos ricos en hierro y vitamina C, a continuación te enlistamos algunos:6

  • Carnes rojas.
  • Pescado.
  • Huevo.
  • Frutos secos.
  • Cereales de grano entero.
  • Nueces.
  • Verduras verdes como: espinaca y brócoli.
  • Leguminosas como: frijoles, lentejas y chícharos.
  • Aguacate.

PARA INCREMENTAR LA ABSORCIÓN DE HIERRO

Acompaña los alimentos con una fruta o un jugo de fruta.
Los cítricos como la naranja, la toronja, el limón o la lima y la mandarina, por ejemplo, tienen una adecuada cantidad de vitamina C.

    Referencias

    1. Papaioannou GI et al. Normal ranges of embryonic length, embryonic heart rate, gestational sac diameter and yolk sac diameter at 6-10 weeks. Fetal Diagn Ther 2010;28(4):207-19. 2. Murkoff H, Mazel S. What to Expect When You’re Expecting. 4th ed. London: Simon & Schuster Ltd, 2009. p. 169. 3. Deans A. Your New Pregnancy Bible, The experts’ guide to pregnancy and early parenthood. 4th ed. London: Carroll & Brown Publishers Limited, 2013. p. 33. 4. NHS UK. You and your baby at 9-12 weeks pregnant [En línea]. 2013. Disponible en: www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/pregnancy-weeks-9-10-11-12.aspx [Última revisión junio 2014] 5. European Union. Commission Regulation (EU) No 432/2012 of 16 May 2012 establishing a list of permitted health claims made on foods, other than those referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health. OJ L 136 2012;1-40. 6. Department of Health. Report on Health and Social Subjects 41. Dietary Reference Values for Food Energy and Nutrients for the United Kingdom. London: TSO, 1991.

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.