SEMANA 11

Listo para crecer

El desarrollo de tu bebé a las 11 semanas


En esta semana, tu bebé está listo para comenzar a crecer rápidamente.1
Un consumo saludable de calcio ayudará a sus huesos2 mientras crecen y se fortalecen.




LISTOS PARA CRECER JUNTOS

Midiendo aproximadamente entre 4 y 5 cm, tu bebé se está desarrollando rápidamente. Para estos días los huesos que conforman su cara ya están en su lugar, y los dedos de las manos y los pies están terminando de separarse.1
Su cerebro, pulmones, hígado y riñones ya están perfectamente formados y los demás sistemas del cuerpo continúan creciendo y desarrollándose a una gran velocidad.5
Para esta semana, tu bebé ya se puede mover bien,5 pero no te preocupes si no sientes los movimientos, pues todavía es muy pequeño. Si este es tu primer embarazo, es probable que sientas sus primeras pataditas hasta las 18 semanas.6

EL CALCIO: UN NUTRIMENTO FUNDAMENTAL

El calcio es esencial para el desarrollo y mantenimiento de los huesos, tanto los tuyos como los de tu bebé.2 Por lo tanto, es importante que lo consumas. Además de la acción que ejerce sobre los huesos, el calcio ayuda en otras funciones7 como: la contracción muscular, los latidos cardiacos, la coagulación, la formación de conexiones neuronales y la conducción nerviosa tanto tuya como de tu bebé.

Tips de alimentación

Calcio

El calcio puede obtenerse a partir de una dieta sana y equilibrada. Por lo tanto, asegúrate de consumir:


  • Productos lácteos pasteurizados como: leche, yogurt, queso, entre otros.
  • Almendras y nueces.
  • Leguminosas como: frijoles y lentejas.
  • Frutas y verduras.
  • Cereales de grano entero fortificados con calcio.
  • Tortilla de maíz.
  • Tofu.

Referencias

1. NHS UK. You and your baby at 9-12 weeks pregnant [En línea]. 2013. Disponible en: www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/pregnancy-weeks-9-10-11-12.aspx [Última revisión junio 2014]
2. European Union. Commission Regulation (EC) No 983/2009 of 21 October 2009 on the authorisation and refusal of authorisation of certain health claims made on food and referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health. OJ L 277 2009;3-12.
3. Murkoff H, Mazel S. What to Expect When You’re Expecting. 4th ed. London: Simon & Schuster Ltd, 2009. p. 169.
4. Papaioannou GI et al. Normal ranges of embryonic length, embryonic heart rate, gestational sac diameter and yolk sac diameter at 6-10 weeks. Fetal diagnosis and therapy 2010;28(4):207-19.
5. Deans A. Your New Pregnancy Bible, The experts’ guide to pregnancy and early parenthood. 4th ed. London: Carroll & Brown Publishers Limited, 2013. p. 34.
6. NHS UK. You and your baby at 17-20 weeks pregnant [En línea]. 2013. Disponible en: www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/pregnancy-weeks-17-18-19-20.aspx [Última revisión julio 2014]
7. Theobald, H. Dietary Calcium and Health. British Nutrition Foundation Nutrition Bulletin 2005;30:237-77.

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.