SEMANA 12

Ondas cerebrales

El desarrollo de tu bebé a las 12 semanas

¡Llegó la semana 12! Tu útero empieza a crecer y tal vez notes los primeros indicios de un abultamiento en tu abdomen. El cerebro de tu bebé sigue desarrollándose. Los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (LCP´s), especialmente el DHA, son esenciales para este proceso.5 Nosotros te contaremos en esta sección en qué alimentos puedes encontrarlo.

UN “BULTITO” EN TU ABDOMEN

Tu bebé mide 6 cm de longitud. ¡En las últimas 3 semanas ha duplicado su tamaño!1 ¿No es increíble? Para esta semana tu bebé ya tiene completamente formados todos sus órganos vitales y sus músculos y huesos están ya en su lugar, listos para seguir madurando en los siguientes meses.2

Los párpados de tu bebé ya son visibles pero todavía se mantendrán cerrados por un tiempo.3 En su boca los pequeños brotes de lo que algún día serán sus dientes se están acomodando.4

Probablemente para esta semana estés por tener tu primer ultrasonido formal, lo que permitirá a tu médico saber cómo se va desarrollando tu bebé. Asimismo, esté ultrasonido le ayudará a calcular una fecha de nacimiento aproximada.4 Es muy común que en esta semana, al final del primer trimestre, las mamás decidan compartir la noticia del embarazo con sus familiares y amigos.

LCP’s: ÁCIDOS DE CADENA LARGA POLIINSATURADA (OMEGA 3 Y 6)

Los LCP´s como el Omega 3 y 6, son ácidos grasos esenciales, que solamente se obtienen de los alimentos y que nos brindan múltiples beneficios.
El DHA, también conocido como Omega 3, es un nutrimento fundamental que contribuye al desarrollo cerebral de tu bebé.5 Además, apoya el desarrollo de los ojos y la corteza visual durante el embarazo y el primer año de vida.

NO TODAS LAS GRASAS SON MALAS.

Existe el gran mito de que “la grasa es mala”. Esto no es verdad, solo que hay que fijarnos en la calidad de la grasa, es decir, no es lo mismo la grasa de una dona que la grasa natural de las nueces o el aguacate. Es muy importante que todos los días consumas alimentos que contengan grasas, de preferencia poliinsaturadas, para proveer a ti y a tu bebé el suficiente DHA.

Tips de alimentación

Te damos una lista de alimentos ricos en grasas poliinsaturadas que puedes comer como colaciones, o bien, incluirlos dentro de tus comidas:

  • Salmón o atún a la parrilla (bien cocidos).
  • Verduras verdes.
  • Semillas de girasol.
  • Cacahuates.
  • Quinoa.
  • Nueces y almendras.
  • Aguacate.
  • Aceite de oliva.
  • Cereales.

Referencias

1. Murkoff H, Mazel S. What to Expect When You’re Expecting. 4th ed. London: Simon & Schuster Ltd, 2009. p. 169.
2. NHS UK. You and your baby at 9-12 weeks pregnant [En línea]. 2013. Disponible en: www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/pregnancy-weeks-9-10-11-12.aspx [Última revisión junio 2014]
3. Stoppard, M. New Pregnancy and birth book. The classic Guide for parents to be. New York: Ballantine Books, 2009. p. 83.
4. Medline Plus. Fetal development [En línea]. Disponible en: https://medlineplus.gov/ency/article/002398.htm [Última revisión junio2014]
5. European Union. Commission Regulation (EU) No 440/2011 of 6 May 2011 on the authorisation and refusal of authorisation of certain health claims made on foods and referring to children’s development and health. OJ L 119 2011;4-9.
6. Gandy J (ed). Manual of Dietetic Practice. 5th ed. Oxford: Wiley Blackwell, 2014. p. 759.

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.