14 SEMANAS

Los primeros movimientos respiratorios

Con sus aproximadamente 8.5 centímetros de longitud1, tu bebé comenzará a practicar movimientos respiratorios. Esto no significa que respire como tal, pero comienza a esforzarse por mover los músculos del tórax para que al nacer, tengan la fuerza para respirar 1, 3. En esta etapa, consigue todo el oxígeno que necesita a través del oxígeno que tú respiras, el cual pasa por la placenta y el cordón umbilical hasta llegar a él.2

También es en esta semana cuando sus riñones empiezan a trabajar para producir orina1. Tu bebé comienza a tragar pequeñas cantidades de líquido amniótico, que pasan por su estómago e intestino, para luego absorberse en la sangre y pasar por sus riñones, los cuales a su vez filtran el líquido amniótico de la sangre y lo excretan en forma de orina. Este proceso continuará realizándose desde esta semana hasta el nacimiento de tu bebé y es el principal mecanismo mediante el cual aumenta la cantidad de líquido amniótico en tu útero1.

Los primeros movimientos de los dedos de las manos y de los pies

Hacia la semana 14, los movimientos de tu bebé serán más frecuentes: comienza a girar y estirar sus manos, muñecas y piernas.2 También se continuarán desarrollando los párpados, las uñas de las manos y las uñas de los pies, y tu bebé incluso podría tener una pequeña cantidad de cabello en la cabeza.2

Necesidades de vitamina K durante el embarazo

Es importante asegurarte que estás recibiendo suficiente vitamina K para mantener una dieta equilibrada, saludable y correcta. La vitamina K es esencial para la coagulación de la sangre y la salud ósea, 5 aunque los adultos sólo necesitan alrededor de 0.001 miligramos al día por cada kilogramo de su peso corporal.6 Te recomendamos que incluyas en tu dieta alimentos ricos en vitamina K. Consulta a un profesional de la salud para saber más acerca de esta vitamina y tus requerimientos.

Los bebés que no obtienen suficiente vitamina K durante el embarazo, pueden desarrollar un trastorno de sangrado después de nacer.8 Aunque la deficiencia de vitamina K es rara en los bebés, se les suele suministrar una inyección de refuerzo justo después de que hayan nacido.

Fuentes alimenticias de vitamina K:9

  • Vegetales de hoja verde (espinacas, brócoli, col morada, colecitas de Bruselas)
  • Aceites vegetales, especialmente aceite de soya
  • Huevo
  • Carne magra
  • Productos lácteos (Yoghurt, queso tipo petit-suisse)
  • Frutas

Tips de alimentación

Recomendaciones de comidas y meriendas que son fuentes de vitamina K:7

  • Saltea los vegetales con aceite de soya
  • Incluye dentro de tu desayuno tortilla de huevo con espinacas y queso
  • Acompaña tu almuerzo con ensalada de col
  • Puedes elegir ensalada de espinacas con pollo a la parrilla a la hora de la comida
  • Consume yoghurt natural sin azúcar añadida con fruta

Referencias

1. NHS UK. You and your baby at 13-16 weeks pregnant [En línea]. 2013. Disponible en: www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/pregnancy-weeks-13-14-15-16. aspx [Última revisión julio 2014]
2. Deans A. Your New Pregnancy Bible, The experts’ guide to pregnancy and early parenthood. 4th ed. London: Carroll & Brown Publishers Limited, 2013.
3. Curtis GB, Schuler J. Your pregnancy week by week. 7th ed. Cambridge: Fisher books, 2011.
4. Murkoff H, Mazel S. What to Expect When You’re Expecting. 4th ed. London: Simon & Schuster Ltd, 2009.
5. European Union. Commission Regulation (EU) No 432/2012 of 16 May 2012 establishing a list of permitted health claims made on foods, other than those referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health. OJ L 136 2012;1-40.
6. Department of Health. Report on Health and Social Subjects 41. Dietary Reference Values for Food Energy and Nutrients for the United Kingdom. London: TSO, 1991.
7. NHS UK. Vitamin K [En línea]. 2012. Disponible en: www.nhs.uk/Conditions/vitamins-minerals/Pages/Vitamin-K.aspx [última revisión julio 2014]
8. NHS UK. What happens straight after the birth? [En línea]. 2013. Disponible en: www.nhs.uk/Conditions/pregnancy-and-baby/Pages/what-happens-straight-after-th e-birth.aspx [Última revisión julio 2014]
9. Gandy J (ed). Manual of Dietetic Practice. 5th ed. Oxford: Wiley Blackwell, 2014. p. 759.

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.