SEMANA 22

Puede reconocer tu voz

El desarrollo de tu bebé a las 22 semanas

Tu bebé ahora mide aproximadamente 20 centímetros desde la cabeza hasta los pies y pesa cerca de 450 gramos.1 Para este tiempo, su audición y reconocimiento a sonidos han mejorado, puede responder a tu voz, así como a diferentes sonidos, ritmos y canciones.1,2 Te recomendamos que le hables y le cantes, pues se ha demostrado que este mismo sonido le resultará tranquilizante cuando nazca.2

En esta etapa, es probable que tu bebé tenga una rutina de sueño.3 Si pones atención, lo notarás. Muchas mamás cuentan que su bebé se vuelve más activo después de comer y cuando se acuestan por la noche, mientras que las caminatas lo arrullan para dormir.

Vitamina C

La vitamina C es un nutriente esencial durante el embarazo, pues protege las células, las mantiene sanas y ayuda a desarrollar tanto el sistema inmunológico como el sistema nervioso. Además, es necesaria para formar una proteína llamada colágena, la cual es indispensable para la formación de dientes, piel, encías, cartílagos, huesos y vasos sanguíneos.5 La Vitamina C, como ya se ha mencionado anteriormente, ayuda a la absorción del hierro, el cual apoya a la función cognitiva.5

El requerimiento diario de vitamina C durante el embarazo es de 40 miligramos hasta el segundo trimestre y de 50 miligramos en el último trimestre del embarazo.6 Es posible obtener la cantidad de vitamina C que tú y tu bebé necesitan de una dieta equilibrada y correcta.*

Tips de alimentación

Vitamina C

Fuentes alimenticias de vitamina C:6

  • Frutas (naranjas, kiwi, fresas, arándanos, lima, limón).
  • Brócoli cocido al vapor.
  • Hojas de espinaca cruda.
  • Tomates.
  • Coles de bruselas.

Referencias

1. Murkoff H, Mazel S. What to Expect When You’re Expecting. 4th ed. London: Simon & Schuster Ltd, 2009. p. 262.
2. NHS UK. You and your baby at 17-20 weeks pregnant [En línea]. 2013. Disponible en: www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/pregnancy-weeks-17-18-19-20. aspx [Accessed July 2014]
3. NHS UK. You and your baby at 21-24 weeks pregnant [En línea]. 2013. Disponible en: www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/pregnancy-weeks-21-22-23-24. aspx [Última revisión julio 2014]
4. Deans A. Your New Pregnancy Bible, The experts’ guide to pregnancy and early parenthood. 4th ed. London: Carroll & Brown Publishers Limited, 2013.
5. European Union. Commission Regulation (EU) No 432/2012 of 16 May 2012 establishing a list of permitted health claims made on foods, other than those referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health. OJ L 136 2012;1-40.
6. Department of Health. Report on Health and Social Subjects 41. Dietary Reference Values for Food Energy and Nutrients for the United Kingdom. TSO: London, 1991.
*Consulta a tu profesional de la salud quien es el único indicado para hacerte la mejor recomendación de alimentación e ingesta de vitamina C

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.