SEMANA 23

Ganando peso rápidamente

El desarrollo de tu bebé a las 23 semanas

Para este momento, tu bebé habrá alcanzado los 20 centímetros de longitud y pesará aproximadamente 450 gramos.2

Probablemente sientas que se está moviendo en este mismo momento; patea, gira y se estira, incluso tiene la capacidad de agarrar el cordón umbilical si pasa cerca de su mano.

Su piel en desarrollo sigue siendo transparente en esta etapa2 y debido a que crece más rápido de lo que su cuerpo aumenta de peso, puede parecer ligeramente flácida.1 A medida que se establezcan más capas de grasa debajo de su piel, perderá su apariencia delicada y empezará a verse más rellenita y firme.1

Su audición está completamente desarrollada ahora. Para esta semana, puede escuchar tu voz, así como la de otras personas. Cuéntale a tu pareja que existen estudios que han demostrado que las voces masculinas graves son más fáciles de identificar para los bebés.2

Calcio: el futuro de los huesos saludables

Este micronutrimento es importante para ti y tu bebé. Forma un elemento clave de una dieta correcta, ya que es un mineral esencial para la construcción de huesos y dientes. Además, el calcio ayuda al funcionamiento normal del músculo, a la coagulación de la sangre y promueve el sano desarrollo del tejido muscular y de la función nerviosa.4

Durante el embarazo, tu cuerpo se vuelve más eficiente en la absorción de calcio,5 pero recuerda que tu dieta debe contener alimentos ricos en este micronutrimento.3

Tips de alimentación

Calcio

Fuentes alimenticias de calcio:5

  • Productos lácteos (leche, yoghurt, queso tipo petit suisse).
  • Pescados.
  • Nueces y semillas (almendras).
  • Higos.
  • Vegetales y hortalizas de hoja verde (col, brócoli, espinacas).
  • Tofu.
  • Moras azules y frambuesas.
  • Cereales de desayuno fortificados.
  • Bebidas fortificadas con calcio (alimento líquido sabor almendra, alimento líquido de soya, alimento líquido de calcio).

Referencias

1. Murkoff H, Mazel S. What to Expect When You’re Expecting. 4th ed. London: Simon & Schuster Ltd, 2009. p. 261.
2. Deans A. Your New Pregnancy Bible, The experts’ guide to pregnancy and early parenthood. 4th ed. London: Carroll & Brown Publishers Limited, 2013. p. 41.
3. Department of Health. Report on Health and Social Subjects 41. Dietary Reference Values for Food Energy and Nutrients for the United Kingdom. London: TSO, 1991.
4. European Union. Commission Regulation (EU) No 432/2012 of 16 May 2012 establishing a list of permitted health claims made on foods, other than those referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health. OJ L 136 2012;1-40.
5. Gandy J (ed). Manual of Dietetic Practice. 5th ed. Oxford: Wiley Blackwell, 2014. p. 87.

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.