SEMANA 25

Desarrollo fetal, motor, respiratorio y auditivo

El desarrollo de tu bebé a las 25 semanas

Ahora tu bebé mide alrededor de 22 centímetros de largo desde la cabeza hasta la base de las nalgas y pesa aproximadamente 700 gramos.1 El cordón umbilical se ha vuelto grueso y fuerte, con una vena y dos arterias que lo atraviesan1 para proporcionarle los nutrimentos esenciales y el oxígeno que necesita a partir de lo que comes y respiras.2 La coordinación motora de tu bebé ha mejorado mucho, ahora puede mantener las manos cerradas a manera de puño y alcanzar sus pies,1 y tú puedes sentirlo moviéndose en respuesta al tacto en la parte exterior de tu abdomen.3 También podrás sentir los diminutos movimientos rítmicos que indican que tu bebé tiene hipo.4

Internamente, sus pulmones se están preparando para poder respirar y ya están produciendo “surfactante”, una sustancia que ayuda a estos órganos vitales a funcionar normalmente después del nacimiento.4 Mientras tanto, los nervios alrededor de su boca se están desarrollando.1 Esto le ayudará a adquirir el “reflejo de búsqueda” para que una vez que nazca, tu bebé tenga el reflejo de encontrar tu pezón, al ponerlo cerca de su boquita durante las primeras etapas de la lactancia materna.1

La audición de tu bebé ha avanzado hasta tal punto que es capaz de reconocer el latido de tu corazón, tu voz y la de tu pareja, así como algunas canciones que han escuchado varias veces.

Tips de alimentación

Incrementa tu requerimiento calórico

Ahora que casi has alcanzado el tercer trimestre de embarazo, necesitarás aumentar tu ingesta de kilocalorías diarias para apoyar el rápido crecimiento y desarrollo de tu bebé. Según la OMS, se debe consumir alrededor de 300 calorías adicionales por día en el último trimestre de embarazo.5
Sin embargo, cada persona es diferente y la cantidad de calorías que necesites dependerá de tu metabolismo, cuán activa seas, cuántos bebés estés esperando, entre otros factores*.
Recuerda que debes mantener una dieta correcta y que es importante que las kilocalorías provengan de alimentos nutritivos y saludables.

Opciones de bocadillos nutritivos para el embarazo de 300 calorías:5

  • Una mini pita tostada, rellena con una cucharada de puré de garbanzos reducido en grasa, una zanahoria rallada y un puño de arándanos secos.
  • Media taza de avena con leche y una manzana picada.
  • Dos rebanadas de pan integral, con una cucharada de queso cottage.
  • Un yoghurt natural sin azúcar añadida, con dos cucharadas de amaranto, seis almendras y una cucharada de miel.

Referencias

1. Deans A. Your New Pregnancy Bible, The experts’ guide to pregnancy and early parenthood. 4th ed. London: Carroll & Brown Publishers Limited, 2013. p. 43.
2. NHS UK. What is the umbilical cord? [En línea]. 2013. Disponible en: www.nhs.uk/chq/pages/2299.aspx?categoryid=54 [Última revisión 2014]
3. NHS UK. You and your baby at 25-28 weeks pregnant [En línea]. 2013. Disponible en: www.nhs.uk/Conditions/pregnancy-and-baby/pages/pregnancy-weeks-25-26-27-28 .aspx [Última revisión julio 2014]
4. Murkoff H, Mazel S. What to Expect When You’re Expecting. 4th ed. London: Simon & Schuster Ltd, 2009. p. 261.
5. Department of Health. Report on Health and Social Subjects 41. Dietary Reference Values for Food Energy and Nutrients for the United Kingdom. London: TSO, 1991.
*Consulta a tu profesional de la salud, quien es el único adecuado para hacerte la mejor recomendación de alimentación e ingesta calórica.

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.