SEMANA 31

Crecimiento y desarrollo del color de los ojos

El desarrollo de tu bebé a las 31 semanas

En este momento, tu bebé mide 28 centímetros de largo desde la coronilla hasta el los pies y pesa 2.5 kilogramos aproximadamente, aunque sigue aumentando de peso, su crecimiento está empezando a enlentecer un poco,1 sin embargo la cantidad de líquido en tu útero, está aumentando, hasta que nazca continuará respirando2 y tragando el líquido amniótico y excretándolo como parte de la orina.3

El pigmento en sus ojos comienza a desarrollarse, aunque puede tardar meses después del nacimiento para obtener su verdadero color, sus ojos ya son sensibles a la luz y sus pupilas son capaces de dilatarse, sus párpados ya están bien desarrollados, permitiéndole abrirlos y cerrarlos.1

Vitamina C

Con todas las nuevas funciones cognitivas que tu bebé está desarrollando, es importante que tu dieta le proporcione la cantidad correcta de vitamina C, ya que es necesaria para proteger las células, pues ayuda a la producción de colágeno, que forma el cartílago, tendones, huesos y piel,4 así como también ayuda a la absorción del hierro.*

Te recomendamos consumir alimentos ricos en vitamina C, como un vaso de jugo de naranja con un salteado de verduras y salmón; o bien consumir un brócoli o un kiwi junto con un puñado de nueces.

Puedes encontrar la vitamina C naturalmente en muchos alimentos, por lo que conseguir el aporte adecuado a través de la dieta no te debiera resultar complicado, la ingesta diaria recomendada de vitamina C durante el embarazo es de 40 miligramos por día, con un extra de 10 miligramos durante el 3° trimestre.6

Tips de alimentación

Puedes consumir alguna de estas fuentes de vitamina C en las comidas:6

  • Frutas (naranjas, kiwi, fresas, arándanos, lima, limón).
  • Brócoli cocido.
  • Espinaca cruda.
  • Espinaca cruda.
  • Coles de Bruselas.

Referencias

1. Deans A. Your New Pregnancy Bible, The experts’ guide to pregnancy and early parenthood. 4th ed. London: Carroll & Brown Publishers Limited, 2013. p. 46.
2. NHS UK. What is the amniotic sac? [En línea]. 2015. Disponible en: www.nhs.uk/chq/Pages/2310.aspx?CategoryID=54 [Última revisión agosto 2016].
3. NHS UK. You and your baby at 29-32 weeks pregnant [En línea]. 2015. Disponible en: www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/pregnancy-weeks-29-30-31-32.aspx [Última revisión agosto 2016].
4. Commission Regulation (EU) No 432/2012 of 16 May 2012 establishing a list of permitted health claims made on foods, other than those referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health. OJ L 136, 25.5.2012, pp. 1–40.
5. Commission Regulation (EU) No 957/2010 of 22 October 2010 on the authorisation and refusal of authorisation of certain health claims made on foods and referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health. OJ L 279, 23.10.2010, pp. 13–17.
6. British Nutrition Foundation. Minerals and trace elements [En línea]. 2009. www.nutrition.org.uk/nutritionscience/nutrients/minerals-and-trace-elements?start=15 [Última revisión agosto 2016].
*Consulta a tu profesional de la salud, quien es el único indicado para orientarte acerca del consumo adecuado de vitaminas

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.