SEMANA 32

Desarrollo pulmonar y motor

El desarrollo de tu bebé a las 32 semanas

Tu bebé ya está bien desarrollado, mide 29 centímetros de la cabeza a los pies, y pesa 2.7 kilogramos1 aproximadamente, la mayoría de los sistemas de su cuerpo están formados y funcionando,2 sus pulmones todavía deben terminar de desarrollarse y respiran líquido amniótico,3 lo que ayuda a fortalecerlos y prepararlos para su primera inhalación de aire.1

Aunque duerme durante gran parte del día, cuando está despierto, es cada vez más consciente de su cuerpo4 y puede estar experimentando su nueva capacidad de girar su cabeza de un lado a otro,1 puede que ya se encuentre con la cabeza hacia abajo (en dirección al canal vaginal), posición conocida como la “presentación cefálica”, es decir, listo para nacer, pero si continúa posicionado con la cabeza hacia arriba o en posición transversal (horizontal), no te preocupes, todavía hay tiempo para que se dé la vuelta.2

Vitamina D, fundamental para su futura salud ósea

La vitamina D es un nutrimento importante, que debes consumir dentro de una dieta correcta en el tercer trimestre, ayuda a regular los niveles de calcio y fósforo en el cuerpo, los cuales son esenciales para el desarrollo de los huesos del bebé5,6. En casos extremos, una falta de vitamina D en la madre puede causar que los huesos del bebé se suavicen, lo que puede conducir a una rara enfermedad llamada raquitismo.7

La vitamina D que consumas ahora ayudará a tu bebé a proteger y construir sus huesos, y a construirse un almacén personal de este nutriente, que usará en los primeros meses después del nacimiento.7

Tu cuerpo convierte ésta vitamina obtenida por medio de la dieta a su forma activa, cuando te expones a la radiación ultravioleta de la luz solar, por lo que te recomendamos tomar el sol por lo menos de 10 a 15 minutos al día7*

Tips de alimentación

Puedes consumir alimentos ricos en vitamina D,8 como:

  • Los pescados ricos en ácidos grasos (sardinas, salmón, trucha).
  • Yema del huevo.
  • Productos lácteos (leche, yoghurt, queso tipo petit suisse).
  • Cereales para el desayuno enriquecidos.

Referencias

1. Deans A. Your New Pregnancy Bible, The experts’ guide to pregnancy and early parenthood. 4th ed. London: Carroll & Brown Publishers Limited, 2013. p. 46.
2. NHS UK. You and your baby at 29-32 weeks pregnant [En línea]. 2015. Disponible en: www.nhs.uk/Conditions/pregnancy-and-baby/pages/pregnancy-weeks-29-30-31-32.aspx [Última revisión agosto 2016].
3. NHS UK. What is the amniotic sac? [En línea]. 2015. Disponible en: www.nhs.uk/chq/Pages/2310.aspx?CategoryID=54 [Última revisión agosto 2016].
4. Murkoff H, Mazel S. What to Expect When You’re Expecting. 4th ed. London: Simon & Schuster Ltd, 2009. p. 306.
5. Commission Regulation (EC) No 1024/2009 of 29 October 2009 on the authorisation and refusal of authorisation of certain health claims made on food and referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health. OJ L 283, 30.10.2009, pp. 22–29.
6. Commission Regulation (EC) No 983/2009 of 21 October 2009 on the authorisation and refusal of authorisation of certain health claims made on food and referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health. OJ L 277, 22.10.2009, pp. 3–12.
7. NHS UK. Vitamins, supplements and nutrition in pregnancy [En línea]. 2015. Disponible en: www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/vitamins-minerals-supplements-pregnant.aspx [Última revisión agosto 2016].
8. Gandy J (Ed). Manual of Dietetic Practice, 5th Edition. Wiley Blackwell. UK. 2014 p.922.
*Consulta a tu profesional de la salud, quien es el único indicado para orientarte acerca del consumo adecuado de vitaminas y los cuidados que debes tener durante tu embarazo.

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.