SEMANA 35

Casi listo para nacer

El desarrollo de tu bebé a las 35 semanas

En este momento los bebés pesan 3.1 kilogramos1 aproximadamente, este tamaño puede variar ampliamente de persona a persona e incluso las ecografías sólo te proporcionarán un estimado y no una cifra exacta.2

Por otro lado, una certeza es que cada vez tiene menos espacio para moverse, en posición fetal todavía puede revolcarse y desplazarse y tú, puedes sentir y ver sus movimientos en la superficie de tu pancita.3

Tu placenta también ha crecido y ahora pesa alrededor de 500 y 600 gramos, casi una cuarta parte del peso de tu bebé.4

Ahora sus pulmones están completamente formados y listos para respirar, mientras que su sistema nervioso central sigue y seguirá madurando hasta después que nazca1, también su sistema digestivo está casi listo para la vida fuera del útero,1 también es capaz de hacer movimientos de succión con su boca.5

Tu cuerpo también está preparándose para su llegada, la producción de leche ya está en marcha, por lo que podrás notar una ligera secreción ocasional de calostro (la primera leche, de color amarillento, rica en anticuerpos y proteínas), a medida que se aproxima la fecha de tu parto.5

La fibra mantiene la función intestinal saludable

En esta etapa es probable que tiendas a estreñirte,6 incluir alimentos ricos en fibra en tu dieta en conjunto con una correcta hidratación puede ayudarte a mantener una función intestinal saludable junto con una correcta hidratación, existen dos tipos de fibra las cuales tienen diferentes funciones en el sistema digestivo.
La primera es la fibra soluble que puede ser fermentada en el intestino, la segunda es la fibra insoluble la cual pasa sin degradarse hasta salir a través de las heces.

Tips de alimentación

La fibra se encuentra sólo en los alimentos de origen vegetal, tanto la fibra soluble como la insoluble a menudo se encuentran juntas en los alimentos, te recomendamos algunos tips para incluir fibra dentro de tu dieta:*

  • Consume papa hervida con cáscara en lugar de puré de papa.
  • Come naranja en gajos en vez de jugo de naranja.
  • Ingiere sopa de verduras cocidas.

Referencias

1. Deans A. Your New Pregnancy Bible, The experts’ guide to pregnancy and early parenthood. 4th ed. London: Carroll & Brown Publishers Limited, 2013. P.47.
2. Curtis GB, Schuler J. Your pregnancy week by week. 7th ed. Cambridge: Fisher books, 2011. p.495.
3. NHS UK. You and your baby at 33-36 weeks pregnant [En línea]. 2015. Disponible en: www.nhs.uk/Conditions/pregnancy-and-baby/pages/pregnancy-weeks-33-34-35-36.aspx [Última revisión agosto 2016].
4. Thompson JMD et al. Placenta weight percentile curves for singleton deliveries. 2007. BJOG; 116 (6): 715-720
5. Regan, L. Your pregnancy week by week. London: Dorling Kindersley Limited, 2013. p. 204.
6. Patient.co.uk. Common problems of pregnancy [En línea]. 2013. Disponible en: http://patient.info/doctor/common-problems-of-pregnancy [Última revisión agosto 2016].
7. NHS UK. Common health problems in pregnancy [En línea]. 2015. Disponible en: www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/common-pregnancy-problems.aspx#Constipation [Última revisión agosto 2016].
*Consulta a tu profesional de la salud, quien es el único indicado para orientarte acerca del consumo de fibra y proporcionarte la mejor recomendación de hidratación y de ejercicio.

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.