SEMANA 38

Desarrollo físico y respiratorio

El desarrollo de tu bebé a las 38 semanas

En la semana 38, tu bebé pesa alrededor de 3.3 kilogramos,1 ahora que ya está totalmente desarrollado y listo para nacer,2 puede que incluso haya bajado aún más hacia la pelvis, este proceso es conocido como “encajamiento” y a veces se manifiesta con una notable disminución del abdomen, aunque para algunas mamás, esto sólo ocurre al principio del trabajo de parto.1

En este momento, ha perdido ya la mayor parte de su “lanugo”, que es el pelo suave que lo mantenía protegido y aislado durante la mayor parte del embarazo, no te preocupes, ya que algunos bebés nacen todavía con pequeñas cantidades de éste y desaparecerán gradualmente durante los primeros días y semanas.1

Otro mecanismo que tiene su cuerpo para la vida después del nacimiento, es producir más “surfactante” dentro de sus pulmones, ésta es una sustancia que previene que los sacos de aire de los pulmones se peguen entre sí, mientras están en la transición de recibir líquido amniótico a respirar aire.3

Tips de alimentación

Es importante que estés descansada en este periodo, donde es probable que tu bebé nazca en cualquier momento y necesitarás mucha energía, te recomendamos estos alimentos, que puedes consumir durante los últimos días y horas antes de iniciar con el trabajo de parto:3

  • Plátanos.
  • Pasas y otros frutos secos
  • Fruta fresca.
  • Barras de cereales.
  • Pasteles de avena.
  • Jugo de fruta.

Referencias

1. NHS UK. You and your baby at 37-40 weeks pregnant [En línea]. 2015. Disponible en: www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/pregnancy-weeks-37-38-39-40.aspx [Última revisión septiembre 2016]
2. Deans A. Your New Pregnancy Bible, The experts’ guide to pregnancy and early parenthood. 4th ed. London: Carroll & Brown Publishers Limited, 2013. p. 49.
3. Murkoff H, Mazel S. What to Expect When You’re Expecting. 4th ed. London: Simon & Schuster Ltd, 2009. p. 337.
*Consulta a tu profesional de la salud, quien es el único indicado para orientarte acerca de tu alimentación.

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.