1-4 SEMANAS

Una Vida Nueva

El desarrollo de tu bebé a las 3 semanas

Probablemente aún no sepas que estás embarazada; sin embargo, para la semana 4 de gestación, tu cuerpo ya empezó a experimentar cambios muy importantes1. En estas semanas se establece la composición genética de tu bebé, que proviene un 50% de tu material genético y un 50% del material genético del papá 2. Tu cuerpo empezará a prepararse para formar un órgano maravilloso llamado placenta, mediante el cual tu bebé tomará el oxígeno y los nutrientes necesarios para su crecimiento5.

El inicio de la Vida

Se considera que la fecundación es el inicio de la vida, pues en ese momento se determina el material genético de un bebé, que será único e inigualable2. La unión del espermatozoide con el ovocito (fecundación), se lleva a cabo dentro de la trompa de Falopio aproximadamente 14 días después de la fecha de tu última menstruación1. En ese momento, al ovocito fertilizado se le llama cigoto2.

Una vez formado el cigoto, este se dividirá en 2 células y posteriormente esas 2 células se dividirán en otras 2 más, formando 4 células. Esta división sucederá repetidas veces durante las 90 horas posteriores a la fertilización, hasta formar una masa sólida de células llamada mórula3, que gradualmente hará un viaje desde tu trompa de Falopio hasta el útero2.

La mórula pasará por complejos procesos de acomodación celular, convirtiéndose en blastocisto durante su camino desde la trompa de Falopio hasta el útero, en donde se implantará a su pared aproximadamente de 6 a 10 días después de la ovulación4. A partir de este momento, inicia la etapa embrionaria en donde las células que formarán los órganos y estructuras de tu bebé se irán formando y acomodando.

A pesar de todo el increíble desarrollo que está sucediendo en las primeras 4 semanas, puede ser que el único signo de embarazo que tengas sea la ausencia de tu periodo.1

LA PLACENTA: CONSTRUYENDO UN SÚPER ÓRGANO

En la 4ª semana de gestación, tu bebé recibe el alimento que necesita de un pequeño saco de células llamado saco vitelino; muy pronto tu placenta se empezará a formar. Este órgano sustentará la vida de tu bebé permitiendo el paso de oxígeno y nutrientes necesarios para crecer y desarrollarse. Además producirá hormonas que, en conjunto con una adecuada alimentación, ayudarán a tu bebé a crecer, así como a mantener los cambios fisiológicos que tu cuerpo experimentará a lo largo del embarazo. Por ejemplo, la progesterona y la relaxina que son hormonas que te ayudarán a mantener los músculos relajados, permitiendo a tu útero adaptarse al embarazo y volverse elástico para crecer y hacer espacio para poder soportar el constante crecimiento de tu bebé6.

Tips de alimentación

Vitamina C y Hierro

La vitamina C es un nutriente fundamental para el desarrollo de tu bebé que debes incluir dentro de tu dieta durante las primeras 4 semanas del embarazo, pues a medida que tu cuerpo se ajusta y prepara, esta vitamina juega un papel importante que ayuda a mantener las células sanas y contribuye a la función del colágeno, una proteína abundante en el cuerpo humano, que da soporte y estructura a tejidos y órganos como la piel, los vasos sanguíneos y el cartílago;7 es uno de los principales bloques de construcción para la formación de la placenta.
Otro papel importante de la vitamina C es su capacidad para ayudar a la absorción de hierro ingerido (puede ser a través de las verduras verdes como la espinaca) a tu torrente sanguíneo8. El hierro es un mineral fundamental en la sangre, ya que ayuda a transportar oxígeno a tu bebé y a los diferentes tejidos de tu cuerpo8. Un aporte saludable de este mineral, en conjunto con una dieta equilibrada, es esencial para el desarrollo de la función cognitiva de tu bebé.8

Una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, puede proporcionar toda la vitamina C que necesitas durante el embarazo

En el embarazo se recomienda la ingesta de 40 mg de hierro + 10 mg de vitamina C al día durante el 1er trimestre.8 Te recomendamos agregar a tus comidas alguno de los siguientes alimentos ricos en vitamina C y hierro8

  • Brócoli hervido.
  • Espinaca cruda.
  • Tomates.
  • Fresas.
  • Coles de bruselas.
  • Kiwi.
  • Moras azules y frambuesas.
  • Jugo de frutas recién exprimido.
  • Limón o lima.

Referencias

1. NHS UK. Pregnancy and baby [En línea]. 2013. Disponible en: www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/pregnancy-weeks-4-5-6-7-8.aspx [Última revisión junio 2014]
2. NHS UK. Fertility: the facts [En línea]. 2012. Disponible en: www.nhs.uk/Livewell/Fertility/Pages/Fertilitythefacts.aspx [Última revisión julio 2014]
3. Deans A. Your New Pregnancy Bible, The experts’ guide to pregnancy and early parenthood. 4th ed. London: Carroll & Brown Publishers Limited, 2013. p. 14.
4. NHS UK. Pregnancy and baby [En línea]. 2013. Disponible en: www.nhs.uk/conditions/pregnancy-and-baby/pages/vaginal-bleeding-pregnant.aspx [Última revisión junio 2014]
5. NHS UK. What is the placenta? [En línea]. 2013. Disponible en: www.nhs.uk/chq/Pages/2309.aspx?CategoryID=54 [Última revisión junio 2014]
6. NCT. Hormones in pregnancy [En línea]. Disponible en: www.nct.org.uk/pregnancy/hormones-pregnancy [Última revisión julio 2014]
7. European Union. Commission Regulation (EU) No 432/2012 of 16 May 2012 establishing a list of permitted health claims made on foods, other than those referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health. OJ L 136 2012;1-40.
8. Department of Health. Report on Health and Social Subjects 41. Dietary Reference Values for Food Energy and Nutrients for the United Kingdom. London: TSO, 1991.
9. European Union. Commission Regulation (EU) No 957/2010 of 22 October 2010 on the authorisation and refusal of authorisation of certain health claims made on foods and referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health. OJ L 279 2010;13-7.
*Consulta a tu médico

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.