Suplementos vitamínicos

Suplementos vitamínicos para la concepción y el embarazo

Mantener una dieta correcta antes de la concepción, te ayudará a proporcionar una nutrición adecuada para ti y tu bebé en caso de quedar embarazada. Consumir suplementos vitamínicos* te proporcionará un apoyo adicional para la fecundación y en caso de que esta se dé, un apoyo adicional a medida que tu bebé crezca.1,2 Pero… ¿Qué vitaminas son las más importantes de consumir cuando tratas de concebir? ¿Por qué debes incluir el ácido fólico y la vitamina D en tu dieta de preconcepción y durante el embarazo?

Una dieta correcta ayudará a que una vez que quedes embarazada, tu cuerpo a le proporcione a tu bebé la mayoría de los nutrientes que necesita en las primeras etapas de su desarrollo. Sin embargo, pueden ocurrir carencias de nutrimentos, incluso entre las personas que tienen una buena alimentación. Una deficiencia de vitaminas antes del embarazo puede reducir la cantidad de nutrimentos que recibe tu bebé durante la gestación.1,2 Es por eso que el la OMS recomienda complementar tu dieta con dos nutrimentos clave, el ácido fólico y la vitamina D.

Ácido fólico

El ácido fólico es una de las vitaminas más necesarias durante el embarazo ya que está involucrada en las etapas más tempranas del desarrollo de un bebé. Por esto es aconsejable comenzar a tener una ingesta adecuada de ácido fólico antes de la concepción.4*

El ácido fólico se encuentra en el aguacate, brócoli, espinacas, calabacitas, entre otros. Sin embargo, para llegar al requerimiento de esta vitamina durante el embarazo, tendrías que comer cantidades muy grandes de estos alimentos. Múltiples investigaciones han demostrado que la baja ingesta de esta vitamina, se vincula con un mayor riesgo de “Defectos del cierre del tubo neural”, que son malformaciones del cerebro y la columna vertebral, los cuales, si se dan en el cerebro, dan lugar a la anencefalia y al encefalocele y si se dan en la columna vertebral, a la espina bífida.4

Para reducir este riesgo, se recomienda consumir 400 microgramos (0.4mg) de ácido fólico diariamente desde 3 meses antes de concebir y hasta la semana 12 del embarazo. También se encontró que consumir dicha vitamina durante un año antes de quedar embarazada reduce significativamente las posibilidades de parto prematuro.1

¿Cuándo consumir una dosis más alta?

En algunos casos, se aconseja a las mamás consumir una dosis más alta de ácido fólico. Tu profesional de la salud es el único que puede recomendarte una dosis de hasta 5 mg por día si:4

  • Has tenido un embarazo con alguna afectación relacionada con la falta de ácido fólico.
  • Tú o alguien de tu familia tiene un defecto en la médula espinal.
  • Estás consumiendo medicamentos para tratar la epilepsia.
  • Eres obesa, con un Índice de Masa Corporal (IMC) de más de 30 kilogramos/metro.2
  • Presentas alguna de las siguientes enfermedades: celíaquía, diabetes, anemia falciforme o talasemia.1

Vitamina D

También conocida como la “vitamina del sol”, la vitamina D es necesaria para que el calcio se absorba y esté disponible para el desarrollo óseo. Una deficiencia materna de esta, puede conducir a una deficiencia en el bebé, la cual en casos extremos puede provocar una enfermedad llamada, raquitismo.1,2

En casos no extremos, la falta de vitamina D puede afectar negativamente la mineralización ósea del bebé en crecimiento y sus reservas durante los primeros meses de vida, esto tendrá como consecuencia huesos más débiles y con mayor riesgo de fracturas.2

Obteniendo tu dosis diaria

La vitamina D se puede ingerir en los alimentos y es transformada a su forma activa por nuestro cuerpo, cuando la piel está expuesta a los rayos UVB de la luz del sol.1,2

Muchas mujeres consumen suplementos que son adecuados para las personas que intentan concebir. Si bien, es preferible obtener todas tus vitaminas de una dieta rica en nutrimentos, el profesional de la salud es el único que te puede recomendar consumir un suplemento adicional a tu alimentación diaria mientras intentas quedar embarazada.*


Referencias

1. Patient UK. Diet and lifestyle during pregnancy [En línea]. Disponible en: http://patient.info/health/diet-and-lifestyle-during-pregnancy [Última revisión mayo 2014] 2. Preconception and pregnancy [En línea]. Disponible en: www.bathnes.gov.uk/sites/default/files/banes_maternal_and_child_nutrition_guidelines_digital_june_2013_section_2.pdf [Última revisión mayo 2014] 3. Ruston et al. The National Diet and Nutrition Survey: Adults aged 19 to 64 years. HMSO: London, 2004. 4. NHS UK. Folic acid leaflet [En línea]. Disponible en: www.nhs.uk/start4life/Documents/PDFs/S4L_Folic_Acid_leaflet.pdf [Última revisión mayo 2014] 5. Medline Plus. Hypervitaminosis A [En línea]. Disponible en: https://medlineplus.gov/ency/article/000350.htm [Última revisión mayo 2014]

Aviso Importante: LA LACTANCIA MATERNA ES LA MEJOR FORMA DE ALIMENTACIÓN PARA EL LACTANTE. La introducción parcial de la alimentación con biberón puede conducir al abandono de la lactancia natural y la posibilidad de revertir esta decisión es limitada; de ahí que la alimentación con base en fórmulas lácteas debe llevarse a cabo solo ante la dificultad real de suministrar al lactante leche materna ya sea por intolerancia del niño, por ausencia de la madre o por su incapacidad para dar leche o cualquier otra razón sanitaria fundada. El uso de sucedáneos de la leche materna en forma inadecuada y/o innecesaria repercute en el estado de salud del lactante y afecta los aspectos sociales y económicos de la alimentación. Mantener la práctica de la lactancia natural como medio de mejorar la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad es preocupación prioritaria de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (U.N.I.C.E.F.). El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS-1981) tiene como objetivo contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de sucedáneos de la leche materna, cuando éstos son necesarios.